Tu genética podría ser la razón por la que sigues soltero

Pue sí, ahora un estudio ha revelado que el gen que es el responsable de controlar los niveles de oxitocina, o mejor conocida como “la hormona del amor”, esto podría influir de manera determinante en nuestra manera de sociabilizar ante los demás.

Muy probablemente te identifiques con esto, pues has estado solo durante toda tu vida o gran parte de esta, donde quieres a toda costa tener una pareja con quien disfrutar momentos, pero este estudio ha revelado que todo puede deberse a tu genética.

Así es, los investigadores han revelado que la hormona que controla nuestros niveles de oxitocina, está directamente ligada en cómo nos desempeñamos socialmente.

Dicha hormona puede ser “apagada” por un proceso que es mejor conocido como metilación, esta se refleja más cuando las personas sufren de mucho estrés o simplemente no tienen la nutrición adecuada durante el día.

Para ello, se tomaron muestras de saliva de los participantes, donde observaron la metilación en el gen de la oxitocina, descubriendo que aquellas personas que tenían más metilación eran los que tenían menos habilidades sociales.

También descubrieron que algunas zonas del cerebro no tenían la misma actividad, mismas que se relacionan con la sociabilidad de cada persona.

Contrario a los participantes que tenían la oxitocina menos metilizada, quienes fueron mucho más sociables que el otro grupo, donde podían conversar sin ningún problema con los demás, como si sus cerebros estuvieran más activos y receptivos.

En conclusión, algunas personas necesitan más compañía que otras, esto quiere decir que los que no metilizan la oxitocina correctamente.

Esto quiere decir que no es que seas feo, sino que simplemente por genética no puedes compartir mucho tiempo de tu vida con la otra persona, esto es meramente genético. Jalando el pescuezo al ganzo por toda la eternidad.

Share on Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *